20/3/08

PROCESIÓN EL DOLOR DE NUESTRA MADRE ANGUSTIAS Y SOLEDAD LEÓN

En la tarde noche del martes santo, desde la recoleta capilla de Santa Nonia, salía la procesión del dolor de nuestra madre organizada por la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad. La tarde parecía anunciar lluvia, no en vano, a las siete de la tarde comenzaba a chispear presagiando que la procesión podría no salir. Ya a las siete y cuarto de la tarde, la capilla de Santa Nonia estaba repleta de "papones y paponas" negros, papones de Angustias. En la procesión, que nacío en los años 90, participan las tres Vírgenes de la cofradía: La Virgen de las lágrimas procesiona en primer lugar. Es una talla del siglo XX obra de Manuel Gutiérrez. Muestra un rostro roto por el dolor, desencajado, la cara de una Virgen María ruda y mayor. A continuación participa el paso de La Virgen de las Angustias. Paso titular de la cofradía. Bella estampa, pequeña escala pero gran calidad y repleta de sentimientos. Sus braceros la llevan como nadie. Por último, La Virgen de la Soledad, "La Señora de León". No hay palabras para describir su belleza y sosiego.

La procesión discurrió con normalidad. Un poco lenta para el gusto de los cofrades y también para el público que aguantaba el frío de la noche leonesa para poder presenciar el paso de la procesión "mariana" por excelencia de la semana santa leonesa. Sin incidentes pero con sentimientos, un año más me enorgullezco de haber sido bracero de la Soledad, espero poder seguirlo siendo. Sentimientos en las aceras, en las ventanas de las casas, sentimientos en el canto de la Salve que rezaron en un escalofriante silencio las Concepciones. En fin, sentimientos y soledades.






FOTOGRAFÍAS: María Edén Fernández Suárez


video

VIDEO: María Edén Fernández Suárez

No hay comentarios: